Morena sin sol

Como Blancanieves que soy estoy acostumbrada a que cada verano haya dos o tres personas que se jacten de mi palidez. Da igual que vaya a la playa o no, mi piel tiene únicamente tres tonalidades: blanca, roja y vainilla.

Tras varios años tostándome al sol sin resultados (aunque con protección alta, que no hay que tentar) este año he decidido hacer un poco de trampa y he comprado un autobronceador, el St. Tropez Bronzing Lotion. Para la cara utilizo una crema de Estee Lauder desde hace tiempo que va bastante bien, la Daywear Plus Multiprotection Anti-Oxidant Moisturizer Sheer Tint Release Formula.

Empezaré con la crema facial, que a pesar de que no es un bronceador en toda regla, a mi tono le sube bastante ( para referencia soy NW15 de MAC y Porcelain en Bobby Brown). Se trata de una crema de uso diario con antioxidantes, vitamina C y E y SPF 15 para luchar contra en el envejecimiento cutáneo producido por el sol y la contaminación. La loción tiene un tono verdoso, huele a sandía, es muy ligera y al tacto notas unos granulos muy finos que en mi opinión son los que al contacto con la piel dan el tono “buena cara”.

Es una crema muy buena y ligera apta para todo tipo de pieles ya que no es comedogénica, aunque quizás las pieles más en los extremos ( muy seca y muy grasa) la encuentren un pelín fuera de sus necesidades. A pesar de esto, es una crema multifunción muy completa  y por tanto muy recomendable para cuando no tenemos tiempo de aplicar hidratante, SPF, base, etc. Si es cierto que no es tan cubriente como una base, ni siquiera diría yo, como una hidratante con color, pero da un efecto buena cara muy saludable.

NOTA. He estado buscando la crema en la página oficial de Estee Lauder España y no la he encontrado. En la web de EEUU aparece como un producto discontinuo. Para aclarar dudas yo compré un par de botes en el Aeropuerto de Copenhague.

En cuanto a la loción bronceadora de St. Tropez he de decir que estoy encantada. No la he usado tantas veces como quisiera pero las veces que lo he hecho el resultado ha sido estupendo. Es fácil de aplicar, huele medianamente bien y el color que deja es un dorado natural muy favorecedor. La única pega es que hay que esperar unas horas sin sudar ni ponerse ropa prieta para que el color se asiente pero el resultado merece la pena.

La loción deja un tono marrón nada más aplicarla para indicar dónde has aplicado y dónde no. Al pasar las cuatro horas recomendadas sólo hay que ducharse y este tono desaparece para dejar el verdadero moreno. Dura unos cinco días sin problemas, pasados los cuales empieza a dejar parches pero nada escandaloso. No la he usado en la cara porque me daba cierto reparo pero algún día haré el experimento y os contaré.

Y, vostros ¿Qué productos empleáis en verano? ¿Os gustan los autobronceadores o preferís el moreno de sol? Espero vuestros comentarios 🙂

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Belleza y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s