Taquillazos veraniegos

¿Hay vida más allá de Harry Potter? No, no me estoy refiriendo al qué será de los ávidos lectores de la saga que ahora quedarán huérfanos de historias. Tampoco a la nueva estratagema comercial que se sacarán de la manga para poder sacar más partido a esa máquina de hacer dinero. Me refiero a qué nos deparará la taquilla veraniega.

El condenado fenómeno de la película del verano de todos los años que, por otra parte, parece que tiende a eliminar su estacionalidad. No sé si me estoy volviendo una vieja fanfarrona, pero cada vez me cuesta más encontrar estímulos para ir al cine. Ni siquiera aquel “Venga, aunque sólo sea por echarnos unas risas”, nada.

Pero tengo ganas de entrar en la sala oscura esperando encontrar algo interesante y después poder empezar una discusión acerca de las secuencias que acaban de pasar ante mis ojos.

Si, caeré en la segunda parte de la última de la “septilogía”. Lo haré aunque sólo sea por tradición y lealtad a una adolescencia perdida entre las páginas de Hogwarts, pero ¿no se ofrece nada más?

Pitufos, simios, superhéroes, pingüinos de fiesta con Jim Carrey, coches que hablan y resaca… Se me cae el alma a los pies cuando veo el plantel. Y mira que hace calor, que no apetece pensar como en una lluviosa tarde de invierno y que los días son larguísimos, pero ¿por qué no se encuentra una calidad media en las películas que se proyectan durante todo el año? ¿Tiene toda la culpa el tío Oscar?

Reflexiona que te reflexiona he encontrado algún tipo de alternativa. Una peli al mes, no exageremos, pero sobre estas tres pongo mis esperanzas cinematográficas del verano 2011.

Julio: Beginners (2010, Mike Mills)
Estreno 8 de julio. Christopher Plummer y Ewan McGregor retomando su relación paterno filial tras dos revelaciones cruciales: el padre es homosexual y se enfrenta a un cáncer terminal. No sólo por ser una incondicional de ambos actores, sino también porque tiene pinta de funcionar bien y no atenerse sólo a clichés.

Agosto: Super 8 (2011, J.J Abrams)
Estreno 19 de agosto. La esperadísima unión entre Steven Spielberg y el creador de los estupendos productos Lost y Fringe está ya a tiro de piedra. ¿Estaremos ante otro clásico de la ciencia-ficción? De esos dos cerebros trabajando en estrecha unión sólo pueden salir grandes cosas pero, aunque he intentado mantenerme al margen de las críticas hasta verla, parece que el resultado es un batiburrillo de viejos mitos. Espero que cumplan las expectativas.

Septiembre: El árbol de la vida (2011, Terrence Malick)
Estreno 16 de septiembre. La flamante Palma de Oro en Cannes cierra los fines de semana estivales. La búsqueda del mítico “árbol de la vida” y la pérdida de la inocencia. Apabullantes críticas para la película del consagrado Malick, protagonizada por Brad Pitt y Sean Pean.

Y si no, siempre nos quedará el bocata y la doble sesión en los incómodos cines de verano, evento social cinematográfico en estado puro donde se perdona casi todo sólo por la experiencia.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cajón...de sastre y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s