Desestrésate: Terapia nº2 by MAI TAI

Debo admitir que cuando pienso en algo relajante para cuerpo y mente lo primero que me viene a la cabeza es un facial. Me encanta que me cuiden, limpien y den brillo. Y aunque no puedo hacerlo tanto como me gustaría siempre que tengo algún hueco y/o oportunidad intento probar algún tratamiento, en compañía de mi querida madre a la que arrastro a todas partes, pobrecica.

Hace poco fue mi cumple y decidí darme un capricho y probar un sitio nuevo: Le Petit Salon. Con anterioridad había investigado el sitio y las opiniones y las encontré muy variadas y casi todas exclusivas sobre manicuras y pedicuras. El factor decisivo fue que usan una marca que llevo siglos queriendo probar: Biologique Recherche.

El caso es que me pillaba un día de paso y me acerqué a pedir cita. Para los que estéis interesados, se encuentra en la calle Almagro, 15. Debo advertiros que el sitio es muy pequeño y puede pasar inadvertido porque está en una especie de sótano. La chica de recepción fue amabilísima y me dio dos citas abiertas ya que todos los tratamientos me parecían suculentos y quería que me diagnosticaran cuál sería mejor para mí.

Día D a la hora H llegamos mi madre y yo y se encontraba la dueña allí, llamada Elena. Primero pasé yo con la esteticista. Me miró detenidamente la piel y me recomendó el tratamiento Oxigenante Vip. Yo insití en mi obsesión por la limpieza pero ella siguió firme con este.

El tratamiento fue genial y pude probar por fin estos productos. La parte negativa fue que la cabina no está muy bien insonorizada por lo que podía oír las conversaciones sobre el Rocío de las mujeres que se estaban arreglando las uñas fuera. También he de decir que la esteticista fue muy simpática, pero quizá en exceso. Me refiero a que yo iba a relajarme y ella no paró de hablar, en serio no paró. Yo soy de las que cuando me hago tratamientos dejo que trabajen y me quedo con la mente en blanco, pero parece ser que ella no tenía el mismo plan. Anyway, los productos me impresionaron. Realmente no se parecen a nada que hayas probado antes, el olor es totalmente diferente. Hubo un peeling que olía a Viks Vapour Rub tan fuerte que empecé a toser como una descosía, y no soy especialmente sensible a los olores.

En cuanto al resultado, me gustó bastante la luminosidad que me dio pero mis poros ahí seguían.

Así que tengo una opinión dividida, compartida con mi madre. Por una parte me encantó la decoración estilo boudoir francés, los productos de Biologique Recherche y la amabilidad y accesibilidad de todas las empleadas. Además, sin necesidad de comprar nada nos dieron un montón de muestras para que probáramos en casa. Creo que intentan que sea su sello de calidad, el trato individualizado y exquisito.

Por otra parte, el lugar es bastante pequeño y mal insonorizado y de tanta amabilidad en ocasiones saturan. En cuanto al tratamiento, que al final es lo que importa, está bastante bien pero en The Chi Spa me dejaron la piel más limpia y con menos rojeces. En cambio, a mi madre le dejaron la piel estupenda y luminosa.

Y como no tengo remedio este fin de semana me marcho al Hotel Spa Arzuaga a desestresarme aún más con su spa y sus tratamientos de vinoterapia.  Seguiremos informando 🙂

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Especial mensual y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s